Las Operaciones Multi-Dominio para el US Army

Resumen: El presente artículo describe cómo, desde el punto de vista del Ejército de los EE.UU., nuevas tecnologías emergentes como la inteligencia artificial, la nanotecnología y la robótica, junto a la expansión del campo de batalla, están conduciendo un cambio fundamental en la forma de la guerra que conocemos y hemos estudiado, es decir, el campo de batalla se verá revolucionado de la misma forma que cuando se integraron las armas y se inició la guerra combinada, generando un cambio de paradigma en la guerra tal como la conocemos.

Introducción

El US Army (en adelante el Ejército de los EE.UU.) está consciente de que sus principales adversarios, Rusia y China, han estudiado en detalle el empleo de su fuerza durante las operaciones DESERT STORM, IRAQI FREEDOM y ENDURING FREEDOM. Por lo tanto, conocen la maniobra en todos los niveles de la conducción, el énfasis en las operaciones conjuntas y combinadas, el dominio tecnológico y el sostenimiento a gran escala. Incluso conocen del empleo del mando tipo misión.

Simultáneamente, tecnologías emergentes como la inteligencia artificial, la nanotecnología y la robótica están conduciendo a un cambio fundamental en la forma de la guerra que conocemos y hemos estudiado. Se espera que a medida que las tecnologías maduren y sus aplicaciones militares se vuelvan más claras, el campo de batalla se verá revolucionado de la misma forma que se produjo cuando se integraron las armas y se inició la guerra combinada.

El Ejército de los EE.UU. lo declara así: sus competidores estratégicos, Rusia y China, están sintetizando las tecnologías emergentes con estudios y análisis de la doctrina militar y las operaciones. Ellos están desplegando capacidades para enfrentarse a EE.UU., a través de múltiples formas, con el propósito de lograr un enfrentamiento por capas y alcanzar un “Punto Muerto” o”Stand-off”[1]en todos los dominios: tierra, mar, aire, ciberespacio[2] y espacio[3].

El problema militar que EE.UU. enfrenta es vencer en diferentes formas este “Stand-off” creado por sus adversarios y mantener de alguna forma la unilateralidad militar obtenida en las últimas décadas.

El concepto de Multi-Domain Operations para el Ejército de los EE.UU.

Consciente del problema descrito en el punto anterior, el Ejército de los EE.UU. se encuentra desarrollando un profundo plan de modernización al 2028, el cual tiene como objetivo general, estar en condiciones de desplegar una fuerza expedicionaria, luchar y ganar contra cualquier adversario, en cualquier momento y lugar, considerando que este conflicto será conjunto, combinado, multi-dominio y de alta intensidad. A la vez, la fuerza que se encuentra disuadiendo a las potenciales amenazas debe mantener una capacidad de enfrentar una guerra de carácter irregular.

Para lograr tan ambicioso proyecto, el Ejército de los EE.UU. creó durante el 2018 el Army Futures Command (AFC) y determinó ocho prioridades estratégicas para el 2028, desarrollando capacidades para hacer frente a conflictos de alta intensidad, disponiendo una fuerza convencional moderna, superior a la de sus potenciales adversarios.

En este ambiente, las operaciones multi-dominio (MDO por sus siglas en inglés) toman protagonismo, obligando al Ejército de los EE.UU. a trabajar con decisión, adaptarse, evolucionar y cambiar su doctrina, con el fin de seguir siendo militarmente competitivo.

Tal como lo define el Multi-Domain Battle: the Evolution of Combined Armas for 21st Century, las MDO son un concepto operativo que tiene implicaciones en todos los niveles de la conducción. Éste se centra en adversarios cada vez más capaces, que desafían el concepto conocido como “disuasión” y representan un riesgo estratégico para los intereses de EE.UU. de dos formas:

Primero, los adversarios emplearán operaciones distintas a las convencionalmente conocidas para lograr sus fines estratégicos a lo largo del tiempo, fundamentalmente para evitar la guerra y los métodos operativos tradicionales de una fuerza conjunta.

Segundo, si definitivamente los potenciales adversarios deciden optar por realizar una campaña militar, emplearán sistemas integrados que impugnarán y separarán simultáneamente las capacidades de la fuerza conjunta en todos los ámbitos, con el propósito de hacer la respuesta arriesgada o irrelevante.

En este orden de ideas, el Ejército de los EE.UU. ha identificado 4 (cuatro) tendencias que conformarán el futuro ambiente operacional en el contexto del desarrollo de MDO:

  1. El campo de batalla será disputado en todos los dominios.
  2. El campo de batalla será más letal e hiperactivo.
  3. Ilimitado espacio para el desarrollo de las operaciones.
  4. Múltiples capas de separación o punto muerto.

Una de las tendencias identificadas y que tendrá mayor relevancia en el desarrollo de las operaciones será la expansión del campo de batalla, fundamentalmente debido a que dominios como el espacio, ciberespacio y espectro electromagnético son ilimitados.

En este sentido, se estima que el campo de batalla se verá extendido en los siguientes aspectos:

  • Fases o tiempos propios de un conflicto armado o guerra como tradicionalmente se ha conocido cambiarán, tornándose indefinidos.
  • En cuanto a la distancia y espacio, eliminando áreas ausentes de operaciones, permitiendo el compromiso simultáneo de toda la profundidad del campo de batalla.
  • El campo de batalla presentará innumerables actores, lo que generará un ambiente complejo de entender y definir, diluyendo fundamentalmente la capacidad de disuadir de un Estado.

El problema del enfrentamiento por capas y el “Stand-off”

En este enfrentamiento por capas o niveles, la amenaza busca crear este “Stand-off”, a fin de reducir la velocidad de reconocimiento, decisión y reacción, junto con separar fuerzas políticamente amigas, a través de la fractura de alianzas y relaciones, mediante la integración de las siguientes acciones:

  • Acciones de carácter diplomático y económico.
  • Guerra no convencional.
  • Guerra de información.
  • Fuerzas convencionales.

Desde el punto de vista de la fuerza conjunta, la amenaza buscará separar fuerzas amigas en cuanto a tiempo, espacio y funcionamiento, a través de la integración de las siguientes acciones:

  • Fuegos de largas distancias.
  • Guerra no convencional.
  • Sistemas de defensa aérea en tierra.
  • Guerra electrónica, ciber, y guerra en el espacio.

En este sentido, el Ejército de los EE.UU. en particular y la fuerza conjunta en general, determinó cinco problemas operacionales por resolver, como forma de vencer el “Stand-off”, los cuales son: competir, penetrar, desintegrar, explotar y el regreso a la competencia.

Para entender, el Ejército de los EE.UU. buscará básicamente prevalecer y dominar la competencia; cuando sea necesario, las fuerzas del Ejército, como un elemento de la fuerza conjunta, penetran y desintegran los sistemas enemigos anti-acceso y de negación de área (A2/AD por sus siglas en inglés), para luego explotarla libertad de maniobra resultante, con el propósito de alcanzar objetivos estratégicos (ganar) y forzar un regreso a la competencia en condiciones favorables.

A continuación, se describirán algunos antecedentes relativos a las cinco condiciones descritas en el párrafo anterior:

  1. Competir: condición que busca expandir el espacio competitivo y desarrolla las siguientes acciones:
  • Permitir alcanzar la victoria mediante el manejo de la información y la guerra no convencional.
  • Desarrollar actividades de inteligencia y contrarrestar el reconocimiento adversario.
  • Generar condiciones de disuasión creíbles para el adversario.
  1. Penetrar: condición que consiste en penetrar operativa y estratégicamente el “Stand-off”, desarrollando las siguientes acciones:
  • Neutralizar los sistemas de largo alcance del adversario.
  • Desarrollar operaciones en contra del adversario.
  • Maniobrar desde distancias operacionales y estratégicas.
  1. Desintegrar: condición que busca romper con la coherencia de los sistemas del adversario, destruyendo o interrumpiendo sus subcomponentes, como son los medios de mando y control, inteligencia, nodos críticos, etc., degradando su capacidad de llevar a cabo operaciones, mientras se generan las condiciones para un rápido colapso de las capacidades del adversario y la voluntad de luchar, para lo cual desarrollará las siguientes acciones:
  • Derrotar los sistemas adversarios de largo alcance.
  • Neutralizar los sistemas de corto alcance del adversario.
  • Desarrollar maniobras independientes.
  • Conducir operaciones de engaño.
  1. Explotar: condición que busca explotar la libertad de maniobra y derrotar los objetivos del adversario, desarrollando las siguientes acciones:
  • Derrotar los sistemas de medio alcance del adversario.
  • Neutralizar los sistemas de corto alcance del adversario.
  • Maniobrar para aislar y vencer las fuerzas de maniobra del adversario.
  1. Re-competir: condición que busca consolidar y expandir los logros alcanzados por la fuerza conjunta, para lo cual debe desarrollar las siguientes acciones:
  • Asegurar físicamente a la población y el terreno alcanzado.
  • Consolidad los resultados obtenidos junto con la fuerza conjunta y aliados.
  • Generar las condiciones para consolidar la disuasión.
  • Asegurar la iniciativa.
  • Reorganización de la fuerza.

En síntesis, al desarrollar MDO, el Ejército de los EE.UU. busca resolver el problema del “Stand-off”. La idea central para resolverlo es la rápida y continua integración de todos los ámbitos de la guerra, con el propósito de disuadir y prevalecer a medida que se compite con las amenazas sin un conflicto armado.

Conforme a lo anterior, si la disuasión falla, el Ejército de los EE.UU. como parte de la fuerza conjunta, buscará penetrar y desintegrar los sistemas A2/AD; posteriormente buscará explotar la libertad de maniobra resultante para derrotar los sistemas, formaciones y objetivos enemigos, a fin de consolidar objetivos propios; todo lo anterior para forzar un regreso a la competencia en términos más favorables para EE.UU. y sus aliados.

Conclusiones

Para mantener la capacidad militar alcanzada en las últimas décadas, el Ejército de los EE.UU. se encuentra inmerso en un proceso de renovación y organización que busca desarrollar una estrategia integral de modernización, vinculada a este concepto y sincronizada con un enfoque conjunto para el desarrollo de su fuerza en MDO.

Se puede concluir que el campo de batalla del futuro presentará un carácter conjunto, combinado, multi-dominio y de alta intensidad, lo que demandará del Ejército de los EE.UU. un cambio doctrinario y el desarrollo de capacidades que le permitan continuar siendo decisivo en el contexto de una fuerza conjunta y resolver los cinco problemas operacionales que ha determinado.

El concepto de “Stand-off” en las MDO, busca una separación física, cognitiva e informativa del adversario, a fin de alcanzar cierta libertad de acción en cualquiera, algunos o todos los dominios, el espectro electromagnético y el entorno de información para lograr objetivos estratégicos y/o operativos, generando una ambigüedad estratégica, además de lentitud en cuanto a la decisión y reacción en la toma de decisiones en los distintos niveles de la conducción, para finalmente alcanzar una separación funcional de las capacidades de la fuerzas.

La complejidad de las MDO determina que los Estados deben empeñarse en desarrollar capacidades para que sus esfuerzos sean exitosos en todos los dominios. Lo expuesto se debe a que toda la organización estatal, las empresas públicas y privadas, las instituciones de las fuerzas armadas y hasta el ciudadano común se verán cada vez más afectados por acciones y ataques provenientes de amenazas desconocidas, probablemente planificados y ejecutados desde zonas muy lejanas.

Finalmente, en el contexto militar, se estima conveniente iniciar los estudios para complementar o reconvertir unidades, a fin de dotarlas con ciertas capacidades en cuanto a Ciber y Guerra Electrónica, tal como es el caso de las Brigadas de Combate Norteamericanas (Armor, Infantry,  Striker Brigades Combat Team), las cuales están siendo reestructuradas al 2028, con el propósito de dotarlas con nuevas capacidades tecnológicas en sus orgánicas para enfrentar de mejor forma las MDO en el campo de batalla futuro.

Bibliografía

US ARMY (2017). Multi-Domain Battle: Evolution of Combined Arms for 21st Century. Virginia, Estados Unidos: TRADOC.

Joint Staff Pentagon (2013). Joint Publication 3-12 ® Cyberspace Operations. Washington DC, Estados Unidos.

PAMPHELT 525-3-1. Virginia, Estados Unidos:TRADOC.

Maneuver Center of Excellence (2019). Conferencia de Maniobra. Fort Benning, Georgia, Estados Unidos: TRADOC.

Futures and Concepts Center (2019) Understanding the Multi-Domain Operations Concept. Austin, Texas, Estados Unidos: AFC.

Memorándum  de Información N°1 Oficial de Enlace MCoE (P) 6800/01 de 08.AGO.2019. Las Brigadas de Combate Norteamericanas. MCoE, Fort Benning, Georgia, Estados Unidos.

https://futuresconcepts.army.mil

  1. Separación física, cognitiva e informativa que permite la libertad de acción en cualquiera, algunos o todos los dominios, el espectro electromagnético y el entorno de información para lograr objetivos estratégicos y/u operativos, antes de que un adversario pueda responder. Se logra con capacidades políticas y militares.
  2. Dominio global dentro del entorno de la información en las redes interdependientes de infraestructura de la tecnología de la información y datos, incluyendo internet, redes de telecomunicaciones, sistemas informáticos y procesadores integrados y controladores.
  3. El área por encima de la altitud, donde los efectos atmosféricos sobre objetos en el aire se vuelven insignificantes.

Estudio CEEEAG N° 23