OBSERVATORIO-DE-SEGURIDAD-Y-DEFENSA-CEEAG-2020

 

La crisis entre Kirguistán – Tayikistán.

Desde siempre se ha sostenido que el conflicto armado (guerra) es consustancial al hombre, pero en la medida que la razón domina las relaciones humanas, se señala que este ha ido alejándose del listado de soluciones viables entre estados; sin embargo, la realidad cada vez nos entrega nuevas evidencias que deberíamos estar alertas y preparados para ello. Una de estas evidencias se da hoy, entre dos ex repúblicas soviéticas vecinas, musulmanas y aliadas según el acuerdo de Shanghai1 (Figura 1).

“Esta publicación fue elaborada solo con fines docentes”

“Asociados en el Diálogo” (Armenia, Azerbaiyán, Camboya, Nepal, Sri Lanka y Turquía). Para mayor información, revisar el siguiente link: https://dppa.un.org/es/shanghai-cooperation-organization. 2 El dilema de seguridad es la situación que se produce cuando un actor, tratando de mejorar su seguridad, adopta medidas que sin pretenderlo son consideradas como amenazantes por otro actor que, al reaccionar, perjudica la seguridad del primero.

Los kirguis, por una parte, provienen de las tribus túrquicas, sufriendo los avances mongoles y el aplastamiento soviético que derivó en una historia reconocida como “el éxodo” (a China) (Lonely Planet, s.f.); mientras que los tayicos, descienden de iranios y persas, siendo anexados por el imperio ruso en el siglo XIX (Guía del mundo, s.f.).

Posterior a la desintegración de la Unión Soviética (URSS), las fronteras quedaron débilmente marcadas y, hoy, la crisis se ha levantado en Kok-Tash en la región occidental de Batken, Kirguistán, zona fronteriza con Tayikistán (Figura 2). Este último enfrentamiento tiene características interesantes de analizar, dado que los relatos indican un escalamiento propio del dilema de seguridad2 (Jordán, 2014), derivando en una explosión de agresividad y un posterior enfrentamiento armado, lo que hoy en día es una característica del momento histórico que se vive en el mundo. El conflicto armado puede ser forzado por la población que presiona a los líderes políticos sostenidos en bases de apoyo social, muchas veces inestables“.

Esta publicación fue elaborada solo con fines docentes”

El relato de la crisis señala que, el miércoles 28 de abril, dentro de un escenario de conflicto fronterizo por fuentes de agua y su distribución, y en un nivel de tensión regulado por el status quo, funcionarios tayikos intentaron instalar cámaras de vigilancia para monitorear el manejo del suministro de agua. Los residentes de Kirguistán se opusieron a la medida y los ciudadanos de ambos países comenzaron a lanzarse piedras. De las piedras se pasó a la llegada de militares y luego al enfrentamiento entre fuerzas militares a ambos lados de la frontera. (France 24, 2021). De este evento se pueden obtener diversas conclusiones. Primero, que los conflictos armados entre estados prevalecen a pesar de los esfuerzos de la comunidad internacional por el predominio de la cooperación sobre el conflicto; segundo, que se confirma lo señalado por el Secretario General de ONU en 2018: el uso, la explotación o la posesión de los recursos naturales, algunos tan necesarios y básicos como el agua, pueden desencadenar crisis y luego conflictos armados. Así lo sostiene un estudio de la ONU, dónde se señala que “más del 40% de los conflictos armados internos de los últimos 60 años están vinculados con los recursos naturales” (ONU, 2018). Y, precisamente, este conflicto está motivado por la distribución del agua desde una fuente que no quedó adecuadamente demarcada luego de la caída de la URSS. El presidente de Kirguistán, Sadyr Japarov, y el presidente de Tayikistán, Emomali Rahmon, sostuvieron conversaciones destinadas a lograr un cese el fuego, el cual resultó inestable dado que se mantenían enfrentamientos en la frontera, lo que motivó el ingreso de Rusia que, a través de diferentes gestiones, recomendó ambos países negociar un acuerdo duradero. Su postura tiene mucho valor pues además de los nexos históricos, Moscú conserva bases militares en ambos territorios y el Kremlin domina la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva a la que pertenecen Kirguistán y Tayikistán (France 24, 2021).

1 La Organización de Cooperación de Shanghai (OCS), o acuerdo de Shanghai, es una organización intergubernamental que se fundó en Shanghai el 15 de junio de 2001. Esta organización está integrada actualmente por ocho Estados miembros (China, India, Kazajstán, Kirguistán, Rusia, Pakistán, Tayikistán y Uzbekistán), cuatro Estados observadores interesados en adherirse como miembros de pleno derecho (Afganistán, Bielorusia, Irán y Mongolia) y seis “Asociados en el Diálogo” (Armenia, Azerbaiyán, Camboya, Nepal, Sri Lanka y Turquía). Para mayor información, revisar el siguiente link: https://dppa.un.org/es/shanghai-cooperation-organization..

2  El dilema de seguridad es la situación que se produce cuando un actor, tratando de mejorar su seguridad, adopta medidas que sin pretenderlo son consideradas como amenazantes por otro actor que, al reaccionar, perjudica la seguridad del primero.

Referencias

France 24. (2021). Kirguistán y Tayikistán pactan un cese al fuego tras mortales enfrentamientos. https://www.france24.com/es/asia-pac%C3%ADfico/20210430-kirguistan-tayikistan-cese-al-fuego-enfrentamientos-frontera. 

Guía del mundo. (s/f). http://www.guiadelmundo.org.uy/

Jordán, J. (2014) https://global-strategy.org/gestion-de-la-incertidumbre-en-las-relaciones-internacionales Lonely Planet. (s/f). Historia de Kirguistán. 

https://www.lonelyplanet.es/asia/kirguistan/historia ONU. (2018). 

Los recursos naturales causaron más del 40% de las guerras de los últimos sesenta años. https://news.un.org/es/story/2018/10/1443762

Descargar La crisis entre Kirguistán y Tayikistán