OBSERVATORIO-DE-SEGURIDAD-Y-DEFENSA-CEEAG-2020

 

Algunas implicancias estratégicas del acuerdo Aukus.

EE.UU. lanzó en junio de este año una iniciativa de infraestructuras para los países en desarrollo, impulsando además el progreso en materia de salud, tecnología, clima e igualdad de género, proponiendo para ello la asociación Build Back Better World (B3W), traducida como “reconstruir un mundo mejor”, la que pretende ser un contrapeso a la iniciativa china Belt and Road, también llamada en español “la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China” (Anadolu Agency, 2021).

Desde esa fecha, el foco de la acción norteamericana respecto a China se ha centrado en la región del Indo-Pacífico (CEEAG, 2021) y, en este caso, apoyando a un aliado en dicha zona como es Australia, a través de un acuerdo que viene a romper la asimetría de la disputa comercial entre ambos países, luego del bloqueo chino a las importaciones de carbón australiano.

En este contexto, emerge el acuerdo Aukus (acrónimo de Australia, Reino Unido y Estados Unidos), el que materializó la venta de submarinos de propulsión nuclear a Australia a partir del interés de EE.UU. por mantener una fuerza militar aliada considerando la creciente amenaza que significa la nueva armada china, garantizando a Australia el acceso a tecnología que previamente Washington solo compartía con el Reino Unido (Stratfor, 2021).

Por ello, este acuerdo ha generado discusión en diferentes niveles académicos, específicamente dentro del campo de la Polemología, la estrategia y las relaciones internacionales, identificándose en ello algunas implicancias, que a continuación se detallan.

En primer término, la inclusión de submarinos americanos de propulsión nuclear, transgrediría el acuerdo que había adquirido Australia con Francia por 55.000 mil millones de euros para la adquisición de submarinos franceses convencionales, lo que generó tensiones económicas y diplomáticas que llevó al retiro de embajadores como protesta francesa ante este hecho. Al respecto, el presidente Emmanuel Macron declaró “una importante ruptura de confianza y la necesidad de pensar en la defensa europea ante la dificultad de confiar en sus aliados” (DW, 2021), algo que no es nuevo si recordamos que en la década del 60’, el presidente De Gaulle eliminó las bases OTAN de su territorio, originando que el cuartel general de OTAN se estableciese en Bruselas, fuera de territorio francés1.

A esta situación, se suma que el grupo francés Dassault Aviation ha debido defenderse de acusaciones de corrupción por un contrato suscrito en 2016 por la venta a India de 36 aviones de combate Rafale por 7.800 millones de euros (Agencia EFE, 2021). En este contexto, podría suceder que el presidente Macron, quien asumirá la presidencia pro tempore de la UE luego de la salida de Ángela Merkel, reflote la idea de un Sistema de Defensa propio de la UE, finiquitando la tarea que hoy realiza la OTAN. Una antigua idea que no ha dado fruto, pero que podría activarse si es que Macron resulta relecto en las elecciones presidenciales en abril de 2022.

Un impacto del acuerdo se evidencia en la declaración del gobierno de Pekín, respecto a la percepción de “amenaza con dañar gravemente la paz regional e intensificar la carrera armamentista” (BBC News, 2021). Lo anterior, se centrará en la estrategia, específicamente, el desarrollo de capacidades, medios y su potencial empleo (modos), en proceso de formas específicas.

Otro impacto del acuerdo AUKUS es el bloqueo chino a las importaciones de carbón australiano a partir de diciembre de 2020 luego que Australia señalara a China como responsable de la pandemia del coronavirus. Este bloqueo influye en la crisis energética, lo que podría afectar al comercio mundial dados los atrasos en los niveles de producción de las empresas chinas con el resto del mundo.

En síntesis, en un mundo globalizado, una tensión como esta, por menor que sea, afecta distintos niveles, los que mal manejados podrían derivar en una crisis diplomática, comercial o militar. 

AUKUS se observa como una iniciativa trilateral que podría contribuir a la cooperación entre los países firmantes en la seguridad en la región del Indo-Pacífico.

Para finalizar, señalar que se estima que seguirá vigente la máxima de Morgenthau respecto al interés en términos de poder2, en el sentido que los estados buscan hacer exitosas sus políticas exteriores a razón de incrementar sus potenciales.

Referencias

Agencia EFE. (2021). Dassault se defiende de las acusaciones de corrupción en un contrato con la India. https://www.efe.com/efe/espana/economia/dassault-se-defiende-de-las-acusaciones-corrupcion-en-un-contrato-con-la-india/10003-4507457

Anadolu Agency. (2021). Joe Biden lanza plan económico del G7 para competir con la iniciativa de la Franja y la ruta de China. https://www.aa.com.tr/es/pol%C3%ADtica/joe-biden-lanza-plan-econ%C3%B3mico-del-g7-para-competir-con-la-iniciativa-de-la-franja-y-la-ruta-de-china/2271878

BBC News. (2021). Aukus: UK, US and Australia launch pact to counter China. https://www.bbc.com/news/world-58564837

CEEAG. (2021). La tensión en la región del Indo-Pacífico. https://www.ceeag.cl/wp-content/uploads/2021/10/La-tension-en-la-region-del-Indo-Pacifico.pdf

DW. (2021). Macron pedirá explicaciones a Biden sobre acuerdo de submarinos con Australia. https://www.dw.com/es/macron-pedir%C3%A1-explicaciones-a-biden-sobre-acuerdo-de-submarinos-con-australia/a-59232981

Stratfor. (2021). The Strategic Implications of the New U.S.-U.K.-Australia Defense Partnership. https://worldview.stratfor.com/article/strategic-implications-new-us-uk-australia-defense-partnership.

Descargar Algunas implicancias del acuerdo Aukus