OBSERVATORIO-DE-SEGURIDAD-Y-DEFENSA-CEEAG-2020

 

Renovación Tratado Start entre EE.UU y Rusia

Como parte de la ventaja estratégica alcanzada por EE.UU. durante el gobierno del Presidente Ronald Reagan, se propuso la limitación del arsenal nuclear a través de un acuerdo complementario a los SALT (Strategic Arms Limitation Talks), denominado START (Tratado de Reducción de Armas Estratégicas) destinado a la reducción de misiles nucleares dentro de la amenaza de “guerra de las galaxias” propuesto por el presidente Reagan al líder soviético Mijail Gorbachov.
El último detalle en la evolución de la historia de acuerdos disuasivos nucleares, es la firma del acuerdo START III (New START), entre los presidentes Barack Obama y Dimitri Medveded en 2010 y ratificado en enero 2011, que puso fin oficialmente a la guerra fría.

Las nuevas negociaciones por la extensión del tratado New START se llevaron adelante por EE.UU. y Rusia desde el año 2020, pero no se había logrado cerrar el acuerdo, probablemente por la cercanía de las elecciones presidenciales en EE.UU. que podrían otorgar ventajas a Rusia en la negociación si, como sucedió, el presidente Trump perdía su reelección.
Es válido recordar que el presidente Trump ya había desestabilizado el sistema de seguridad nuclear al retirarse del acuerdo nuclear que incluía a Irán y traspasar la responsabilidad de ello a Europa, en un aparente desapego a la seguridad internacional. Esa crítica es utilizada por el presidente Biden para validar, hasta el año 2026, el acuerdo firmado durante el gobierno de Obama, recobrar las confianzas y mantener la estabilidad estratégica entre las dos mayores potencias nucleares del mundo, activando las conversaciones que se habían postergado debido a las definiciones de la política de seguridad y defensa del presidente Trump y la interrupción en 2019 de los acuerdos de eliminación de misiles nucleares de corto y medio alcance.
Esta renovación del acuerdo asegura al mundo la transparencia en materias de seguridad nuclear y abre la puerta a una relación diferente entre EE.UU. y Rusia, basadas en la confianza mutua respecto al control del arsenal nuclear. Junto con ello, esta confianza se extiende a la UE., que ha definido a Rusia como su principal amenaza y al área de responsabilidad de OTAN que, de esta forma, puede replantear su ambiente estratégico.
El paso siguiente será revisar la política de seguridad y defensa que se desprenda de esta voluntad de negociación demostrada por EE.UU., y la constatación de Rusia del manejo de las ventajas estratégicas en la mesa de negociaciones con Biden. Si bien Rusia habría esperado el resultado de las elecciones en EE.UU., el presidente Biden habría utilizado la inestabilidad generada por la detención del opositor Alexei Navaldy para cerrar este primer encuentro bilateral.
Por ahora, la amenaza nuclear estaría bajo control, las confianzas están recuperándose y las medidas estratégicas derivadas del resultado de esta renovación están integrándose a las apreciaciones estratégicas de las potencias involucradas. 


Referencias

https://www.swissinfo.ch/spa/rusia-eeuu

Descargar Informe Renovación Tratado START entre EE.UU y Rusia